Biblioteca Virtual Latinoamericana

 Diccionario de Filosofía Latinoamericana

CHICANO/A (adj.)

 

. Estadounidense de ascendencia mexicana cuya ideología se sustenta en una herencia cultural opuesta a lo angloamericano. Chicanada. Conjunto de chicanos Chicanismo. La filosofía del movimiento político-cultural chicana.

            Genealogía. A principios de siglo, aproximadamente en 1911 en el Estado de Texas, chicano tenía un significado peyorativo, ya que se refería al mexicano de “clase inferior”, entendiendo por éste a un ciudadano estadounidense de origen mexicano, oriundo de los Estados Unidos o ciudadano ya naturalizado (Villanueva, 1980: 7).

            Desde el punto de vista filológico, se menciona que el vocablo chicano se genera por un proceso de aféresis: (mexikano > mechikano > chicano), que ha sido la explicación más satisfactoria entre el ambiente académico chicano. “De un tiempo a esta parte, la tesis ha sido la siguiente: que chicano llega a esta forma por aféresis a base del gentilicio ‘mexicano’, admitido” (Villanueva, 1980: 25).

            Por otro lado, se maneja también la hipótesis de que chicano viene, por metátesis, de la voz (xinaca > chinaca) que posiblemente se formara de la siguiente forma: (sinako > chinako > chicano) (Villanueva, 1980: 25).

            De igual manera, el autor antes citado consigna la hipótesis de que chicano es un derivado de “chico” (chiko) con una carga fuertemente peyorativa. “En este caso, ‘chico’ equivale a boy usado por el anglosajón sureño para dirigirse a los negros de cualquier edad” (Villanueva, 1980: 33). Mencionando, además, que de ese chico, utilizado de forma negativa, repulsiva y denigrante por los estadounidenses, se deduce chicano, con un valor práctico, pragmático y utilitario.

            Por lo que concierne a la definición de chicano, Francisco J. Santamaría, en su Diccionario de Mexicanismos (México, Porrúa, 1959), acata que chicano es un: “Bracero mejicano que cruza la frontera hacia Estados Unidos en busca de trabajo y, en general, mejicano nacido en Méjico, para los nacidos en la Unión Americana. La denominación es propiamente norteña.” (citado en Villanueva, 1980: 14). A su vez, María Luisa Melo de Remes, en su novela La dulce patria (México, Unión Gráfica, 1958), dice: “Ellos son chicanos, recién llegaditos de Méjico”, y se define, en nota a pie de página: “Los mejicanos nacidos en Estados Unidos de América llaman chicanos a los mejicanos nacidos en Méjico” (Villanueva, 1980: 33).

            Sin embargo, para otros autores más recientes, chicano “es cualquier persona de ascendencia mexicana que reside permanentemente en los Estados Unidos quiera o no usar el término” (Bruce-Novoa, 1987: 221).

            Chicano abarca todo un universo ideológico que sugiere no sólo la audaz postura de autodefinición y desafío, sino también el empuje regenerativo de autovoluntad y de autodeterminación, potenciado todo ello por el latido vital de una conciencia de crítica social; de orgullo étnico-cultural; de concientización de clase y de política (Villanueva, 1980: 11).

            A lo que podría añadirse que: “Chicana/ana, es un estadounidense de ascendencia mexicana cuya ideología se sustenta en una herencia cultural opuesta a lo angloamericano” (Ramírez, 1992).

 

            Bruce-Novoa, Juan. “Testimonio, como México, se escribe mejor con X”, en Encuentro Chicano México 1987. Memorias, editor Axel Ramírez, CEPE-UNAM, México, 1987, pp. 279-289. Ramírez, Axel (comp.). Encuentro Chicano México 1988, CEPE-UNAM, México, 1992. Ramírez, Axel (coord.). Chicanos: el orgullo de ser. Memoria del Encuentro Chicano México 1990, CEPE-UNAM, México, 1992. Ramírez, Axel. La comunidad chicana en Estados Unidos: Retrospectiva Histórica, Ediciones La Viga, Biblioteca Preparatoria 7, México, 1992, núm. 4. Villanueva, Tino (Compilador). Chicanos: Antología histórica y literaria, FCE, Col. Tierra Firme, México, 1980.

 

            (Véase: Chicanadian, Chicanismo).

 

(AR)