Biblioteca Virtual Latinoamericana

 Diccionario de Filosofía Latinoamericana

IMPERIALISMO DE LAS CATEGORÍAS

 ..

 

. En general, se entiende por categorías, dentro de la filosofía y en especial partiendo de Kant, los conceptos fundamentales que nos posibilitan conocer y ordenar la complicada realidad fenoménica. Todo filósofo que establece una teoría o concepción del mundo, del hombre y de la historia crea sus propias categorías o retama otras existentes en la historia de la filosofía y en distintas corrientes filosóficas. En el caso latinoamericano y en especial mexicano, José Gaos (1900-1969) se preocupó por la creación de categorías propias, concebidas como herramientas pertinentes para la articulación de una historia de las ideas como base o fundamento para descubrir e impulsar la filosofía mexicana.

            El término imperialismo de las categorías alude, justamente, al imperio o dominación que han ejercido las categorías de cuño occidental en nuestra cultura, favoreciendo a la postre una dependencia cultural. La implantación de este concepto nos remite a una primera etapa del pensamiento de José Gaos, en la cual se interesa en promover el estudio y conocimiento del pensamiento filosófico mexicano y en general el de habla española. Su discípulo Leopoldo Zea reconoce que el notable filósofo transterrado apenas llegado a México en 1938, al encontrarse con la obra de Samuel Ramos, El perfil del hombre y la cultura en México (1934), ve un esfuerzo semejante al realizado en la España de la que fuera expresión José Ortega y Gasset y él mismo. La obra de Ramos daba carta de naturalización a un filosofar propio “que no tiene por qué seguir glosando filosofemas surgidos de circunstancias ajenas a esta concreta realidad americana” (Zea, 1980: 10).

            Según el propio Leopoldo Zea, Gaos estimulará una serie de investigaciones que, a partir de una Historia de las Ideas, se hará patente la anhelada identidad de nuestros pueblos. Entre los libros que Gaos dedica a esta problemática figuran: El Pensamiento Hispanoamericano (1944), Antología del Pensamiento de Lengua española en la Edad Contemporánea (1945), Filosofía mexicana de nuestros días (1954), Pensamiento de lengua española (1947) y En torno a la filosofía Mexicana (1952). Es precisamente, en esta última obra y en su primera parte intitulada: “La historia de las ideas en México”, donde Gaos desarrolla el concepto de imperialismo de las categorías.

            Según Gaos, la historia de la filosofía en México debería formar parte de la historia de la filosofía general, historia que se ha concebido, universalmente, como aquélla que se refiere a las filosofías y filósofos originales por antonomasia; pero si consideramos que en nuestra historia no hay tal originalidad ―como a menudo se ha dicho― entonces ésta no parece poder ser parte alguna de la historia de la filosofía general. Gaos piensa que semejante conclusión es absurda, por lo que es necesario hacer una revisión critica de estas ideas y forma de pensar. Tal revisión revela a Gaos que si en la historia de las ideas prescindios de la circunstancia que la provoca y del designio que la ha inspirado, entonces tendremos de ella sólo un perfil vago y completamente abstracto. De esta manera, las ideas están adscritas, según Gaos, irremediablemente a la situación o circunstancia frente a la cual representan su activo papel y ejercitan su función.

            De estos análisis emprendidos por Gaos se concluye que no hay una historia de las ideas abstractas sino de ideas concretas y circunstanciales. Pero esta historia de las ideas no es sino una parte de la única historia que hay en vigor, a saber; la de la historia humana en su totalidad, en su propia integridad.

            Por otra parte, para Gaos, la historia tiene una estructura dinámica, una articulación. El historiador necesita reconstruir, rearticular la historia, prescindiendo de lo omitido al hacer sus selecciones, soldando directamente los cabos de lo seleccionado. Estas articulaciones se efectúan a partir de categorías. Ahora bien, las categorías históricas son propias o autóctonas de un territorio determinado. Sin embargo, el espíritu humano viene mostrando, a lo largo de la historia, una tendencia a extender las categorías autóctonas de un territorio a otro. Así, “en los dominios de la Historia se presenta aquella tendencia como imperialismo de las categorías autóctonas de una parte de la historia sobre otras partes de ésta, incluso sobre todas las demás de la historia universal” (Gaos, 1980: 34).

            Un ejemplo de este imperialismo de las categorías se encuentra en las divisiones históricas o periodización que lleva a concebir la historia del propio país como paralela de una cultura considerada como universal, viéndose aquella historia carente de sustantividad y de originalidad, al adoptar categorías que no le pertenecen. De ahí se derivan desniveles manifiestos en los distintos países en relación a grados de sustantividad y de originalidad, así como a interpretaciones, conceptuaciones y valoraciones que revelan una dependencia respecto a ideas preconcebidas.

            Para Gaos, el imperialismo de las categorías ha sido ejercido por la historiografía europea y por los coloniales mentales de los europeos; un ejemplo de ello es la división de la historia de nuestra filosofía practicada de acuerdo con las principales importaciones de la escolástica, el humanismo, el utopismo renacentista, la introducción de la filosofía moderna en México, el positivismo en la segunda mitad del siglo XIX, etcétera.

            Este tipo de procedimiento en la aplicación de categorías, esta ejercitación del imperialismo de categorías, tan frecuente, trae como consecuencia una doble falta de originalidad: no sólo de la filosofía, del pensamiento mexicano, sino además de la historia del pensamiento, de las ideas en México, el sentido de no contar con una articulación diferente de la misma historia en otros países, principalmente en los de Europa. Sin embargo, agrega Gaos que la historia de las ideas en México presenta peculiaridades estructurales y dinámicas suficientes para reivindicar la originalidad relativa, única, que puede tratarse en esta cuestión de grados, y para requerir que se la articule mediante categorías propias de ésta. Más adelante, en otra parte de su En torno a la filosofía mexicana, Gaos ensayará la aplicación de lo que para él serían estas categorías autóctonas, oriundas de nuestro devenir histórico, mas el examen de éstas nos llevaría a rebasar los límites de este artículo.

 

            Frost, Elsa Cecilia. Las categorías de la cultura mexicana, UNAM, Facultad de Filosofía y Letras, México, 1972. Gaos, José. Obras Completas, UNAM, México, 1990. Gaos, José. En torno a la filosofía mexicana, Alianza Editorial Mexicana, México, 1980. Gaos, José. Pensamiento de Lengua española, Stylo, México, 1945. Gaos, José. Filosofía mexicana de nuestros días, Imprenta universitaria, México, 1954. Villegas Abelardo y Gustavo Escobar. Filosofía española e hispanoamericana contemporáneas (Antología), véase: “José Gaos (1890-1969)”, Extemporáneos, México, 1983, pp. 170-185. Zea, Leopoldo. “Gaos, español transterrado”, en Gaos, José. En torno a la filosofía mexicana, México, 1980.

 

            (Véase: Importación desde dentro e importación desde fuera, Historia de las ideas, Pensamiento latinoamericano).

 

(GEV)